El Naranjo de Luisa

Salud y nutrición

Enseñándoles a desayunar

Ya queda poco para que los niños terminen el cole y empiecen las esperadas vacaciones de verano. Aunque muchos de ellos vayan a campamentos y sigan con la rutina de tener que madrugar, es un buen momento para cambiar “el chip” y apuntarse a desayunar como verdaderos reyes todas las mañanas.

El comienzo del buen tiempo nos levanta de la cama con ilusiones renovadas y, hay que aprovecharlas para desayunar bien y sin prisas.

El desayuno es una de las tres comidas importantes que hacemos al día. Al ser la primera debe aportar la energía necesaria para empezar con nuestras actividades cotidianas. Sin gasolina no funcionamos bien, por eso debemos elegir qué alimentos son los más adecuados.

desayuno_naranjas_2Según sus nutrientes principales y la función que cada uno tenga asignada, los alimentos se clasifican en varios grupos. Así, la leche y las carnes son los que nos aportan proteínas y calcio, nutrientes plásticos que fabrican y regeneran nuestros tejidos. Las verduras y las frutas contienen vitaminas, que están encargadas de regular distintos procesos de nuestro organismo. Y por último, los cereales y las grasas son la principal fuente de nutrientes energéticos.

Un desayuno completo estará formado por:

Un buen tazón de leche, alimento importante desde el punto de vista nutricional ya que aporta energía, proteínas de excelente calidad y es la fuente más importante de calcio. Los niños deben tomar de dos a tres vasos de leche al día.

Fruta o zumo de naranja recién exprimido. Ricas en vitaminas, carbohidratos y fibra, si la consumimos fresca siempre tendrá mayor valor nutritivo que los zumos procesados. Es recomendable comer de dos a tres piezas de fruta al día, siendo una de ellas un cítrico.

Unas tostadas de pan o cereales de desayuno. Sus carbohidratos aportan energía. Los cereales de desayuno suelen estar enriquecidos con vitaminas pero, los bollos, las magdalenas y las galletas se hacen con harinas muy refinadas que poseen menor valor alimenticio y debemos consumirlos con moderación.

Si queremos endulzar algo las tostadas o la leche podemos sustituir el azúcar por un poco de miel.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR